La Ruta de las Stavkirker : 4 en 1


Artículo inicial : Click aquí

Hegge Stavkirke :

La iglesia de madera de Hegge data del año 1216 y todavía está en uso. Sus portales fueron tallados en la Edad Media, y en el interior encontramos columnas originales con máscaras talladas en la parte superior. Una de las columnas tiene una inscripción rúnica. Tal vez el nombre del artesano?

La pila bautismal es del siglo XII.

Gracias a que la parroquia ha estado en uso, cuenta con documentación de muchas de las renovaciones y de mantenimiento a través de los últimos 800 años.

A medida que las necesidades de la congregación fueron cambiando, los laterales fueron extendiéndose hacia los costados. Los techos en distintos niveles son una clara indicación de las sucesivas ampliaciones .

Si les interesa leer más sobre esta iglesia, visiten este link : http://www.norgeskirker.no/wiki/Hegge_kirke

Høre Stavkirke

Los primeros registros encontrados de la iglesia de Høre datan de 1327 pero una excavación arqueológica en 1979 demostró que en el mismo lugar ha habido una iglesia anterior. Cerca de la iglesia se encontró una moneda fechada aproximadamente en el año 1100.

En el altar se puede observar un Cristo crucificado y a su lado dos figuras con rasgos mongoloides. Está tallado en su totalidad en madera y el artesano fue Tomas Tomasson Tørstad alrededor del año 1800.

Si bien por fuera la iglesia se ve austera y sencilla, por dentro los capiteles de las columnas florecen en tallados de enredaderas y máscaras.

El portal de entrada está hecho de paneles de un antiguo campanario con tallados en madera expuestos a los elementos y aún así impactantes en su belleza.

Øye stavkirke :

De casualidad no nos pasamos de largo frente a esta belleza. Es hermosísima y delicada, pero chiquitísima y discreta. Se funde en el paisaje sin esfuerzo. Está ubicada en Vang, Valdres y es una de las stavkirke más populares de la región.

La iglesia original probablemente se construyó en el siglo XII pero desapareció en 1747. Como ha ocurrido con varias de las stavkirke, a través de los años se construyeron edificos más nuevos sobre los cimientos de las anteriores. En la década de 1930,  la iglesia de Øye tuvo que ser reparada y se encontraron rastros de la iglesia original debajo del piso.

Los portales, probablemente del siglo XII, están decorados con una rica ornamentación animal. En el altar hay un crucifijo del siglo XIII con una figura de Cristo del siglo XIV. La pila bautismal de madera del siglo XIV y es muy inusual.

Lomen Stavkirke :

La iglesia de madera de Lomen data del año 1192. Esta iglesia es muy similar a la stavkirke de Høre, y probablemente se construyó poco después. La moneda más antigua que se ha encontrado debajo del piso de la iglesia está fechada por el rey Sverre 1177-1202.

La iglesia tiene varios portales medievales con decoración de madera y adornos de animales. Curiosamente, mucho del inventario de esta iglesia puede verse en los museos de Oslo.

La iglesia tiene una copia en yeso de la cabeza de la Virgen del siglo XIII en el altar, mientras que el original está en el Museo Folclórico de Valdres.

El portal delante de la puerta principal está curtido por el tiempo y data del 1700. Este estilo decorativo en los portales se clasifica dentro de los portales Sogn og Valdres

Por último quiero compartirles un rinconcito escondido entre curvas y bosques :

Publicado en Historias & Cuentos | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La Ruta de las Stavkirke : Lom Stavkirke


Artículo inicial : Click aquí

Esta belleza está al lado de la Stavkirke en Lom. En verano hacen tirolesa ahí !

La Stavkirke en Lom es una de las más grandes y la primera que encontramos en nuestro viaje hacia el sur. Está emplazada al oeste de Vågåvatn. Fue construída en el siglo XII.  Sorprende su tamaño no porque se compare a las catedrales católicas o a los templos musulmanes sino porque la mayoría de las iglesias eran pequeñas, en principio no tenían bancos y la gente tenía que estar de pie en los servicios.

En 1973,  excavaciones arqueológicas encontraron 2270 monedas bajo el suelo de la stavkirke, tanto noruegas como extranjeras, las más antiguas del siglo XI; También se localizó una carta en alfabeto rúnico, con un pedido de matrimonio. Aslak Liestøl tradujo su contenido y yo lo traduzco del noruego para ustedes:

“Håvard envía sus saludos a Gudny, bajo la bendición de Dios. Yo quisiera casarme con Ud, si Ud. decide no casarse con Kolbein. Piénselo nuevamente y hágame saber su decisión” Lamentablemente no sabemos la respuesta. 😀

Bajo los cimientos de la actual stavkirke se encontraron restos de una construcción anterior, probablemente del año 1030. De restos de tumbas se desprende que el lugar ha sido usado como sitio sagrado tal vez desde antes de la llegada del cristianismo.

En el patio de la iglesia se conservan varias cruces circulares de esteatita originales de la Edad Media. En el cementerio hay lápidas de principios del siglo XVIII.

 La nave tiene 12 metros de largo y 8,4 metros de ancho.  Dentro hay un bosque entero de columnas que sostienen la construcción. Las soluciones arquitectónicas utilizadas asombran a los arquitectos modernos.  En cada uno de los espacios se utilizaron distintos tipos de anclajes para sostener la estructura y a la vez brindar al conjunto una idea de homogeneidad y armonía.

Recordemos que Noruega hasta 1970 era uno de los países más pobres de Europa. Todos los adornos, la construcción misma de la iglesia refleja la necesidad de la comunidad de contar con un espacio común, un lugar donde rendir culto a Dios pero también un púlpito donde las clases sociales se distinguían claramente según el lugar donde se sentaban, cuánto donaban para el mantenimiento y mejoras de la iglesia o cómo estaban adornados los rebordes de los asientos.

Sabemos quién ha hecho algunas decoraciones porque los artesanos escribían sus nombres en algún rincón. O al menos era alguien que tuvo acceso a los andamios más altos para que en Lom, en una esquina se lea “ Magne næraste granne” ( Magne, el vecino más cercano)  o “Bergtor” y “Sigurdr”. A lo mejor son graffittis de adolescentes que se subieron a los andamios mientras todos dormían 😀  

Menos visibles y casi borrados por el paso del tiempo, hay inscripciones grabadas a cuchillo. Algunas con runas, otras con dibujos. En la pared norte, por ejemplo, hay una serie de dibujos tallados a punta de cuchillo de caballos, y una figura femenina de perfil con un símbolo cristiano sobre el hombro.

Los portales tenían una importancia fundamental en las iglesias. Una vez más, no solamente en lo estético sino que cumplían el objetivo de ser una recámara donde resguardarse del clima antes de entrar a la iglesia, y donde abrigarse antes de salir a la intemperie. Las columnas con sus intrincados diseños de animales fabulosos representaban los guardianes del templo. Los portales eran el aviso para los demonios de que a partir de allí no serían bien recibidos. Recuerdan las gárgolas de Notre Dame? El mismo propósito.  

Lom Stavkirke tenía tres portales, uno por cada  punto cardinal, en mayor o menor medida bien conservados. Es posible que haya habido un cuarto pero no hay certezas acerca de ello.

Los portales merecen un capítulo aparte. En uno de ellos, las bases son dos animales parecidos a gatos. Los fustes fueron tallados con enredaderas y hiedra. Tiene capiteles altos, cilíndricos, con dos leones custodiando la entrada – me hicieron acordar a los perros de Fu o leones de Fu en la mitología china –  Estos portales están clasificados dentro de un grupo llamado Sogn og Valdres. Aunque incompletos, nos dan una idea de la riqueza de detalles tallados con precisión que alguna vez tuvieron los portales.

Yo no me canso de admirar la capacidad de los obreros que lograron tallar en madera semejantes bellezas. No sólo por la capacidad figurativa sino por la habilidad de trabajar con un material tan estático y a la vez vivo como la madera. Mis respetos, Sr. Magne, y en su nombre a todos los que a través de los años cooperaron para engrandecer esta stavkirke imponente y estremecedora. Bienvenidos a Lom Stavkirke.  

Publicado en Historias & Cuentos | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Cuando la peste pase


En un tiempo, cuando todo pase, miraremos hacia atrás y no podremos creer lo que pasó. Las rutinas que creíamos inamovibles de repente ya no están. El reloj ya no tiene el poder de ponernos nerviosos porque no hay un lugar donde llegar, ni un horario que cumplir. Las tareas que parecían impostergables de repente pueden esperar, y las urgencias son noticias en un diario de ayer. Las pantallas que alguna vez demonizamos hoy nos salvan. La tecnología acerca las almas sin importar los kilómetros .

 Aprendimos que para algunas personas las operaciones más cotidianas son un desafío, como escalar una montaña de rodillas para nosotros. Que no es tan simple convivir tantas horas con esos extraños con título de familia que viven en nuestras casas, que el espacio se hace chico aunque sea inmenso, que los silencios se estiran y a veces aturden, o que el ruido es insoportablemente vacío.

Descubrimos un mundo de gente solidaria y una inmensa cantidad de gente que representa lo peor de la humanidad. Porque el miedo les hace desnudar la capa urbana y cotidiana que cultivaron y de pronto se muestra su verdadera naturaleza, primitiva y salvaje.

Cuando todo pase, veremos en el espejo retrovisor una sociedad dividida entre quienes su mayor preocupación es aburrirse y quienes se desesperan por no saber de dónde saldrá el dinero para comprar en el súper o para pagar los sueldos de la gente que depende de ellos.

Cuando todo pase, este momento extraño donde las noticias nos fascinan y repelen al mismo tiempo, donde empezamos a valorar ese abrazo que extrañamos, nos parecerá tal vez un relato fantástico. Tal vez porque nos damos cuenta de cuánto dependemos del cariño del otro, de la atención del otro, del tiempo del otro. Será que es terrorífico pensar que dependemos emocionalmente de la gente que queremos, de quienes nos quieren.

Es que el precio ineludible del amor es la pérdida y de repente nos enfrentamos cara a cara con ese fantasma aborrecible. Porque todos sabemos que si amamos, en algún punto del camino vamos a perder al ser querido. El amar incluye el dolor del adiós, en sus múltiples formas.  Tal vez por eso amar sea sólo para valientes, sólo para quienes, a pesar del miedo, se atreven a atravesar el dolor infinito de perder al ser amado.

Cuando esto sea parte del pasado, y abracemos a los nuestros con alegría, cuando riamos sin pensar en mapas con números siniestros, cuando podamos juntarnos a por unas cervezas en algún bar, tendremos bajo la piel ese miedo ancestral, la piel erizada de historias, la conciencia despierta y alerta.

Y la repulsa para aquellos que lucraron con la angustia por incapaces, guiados por maldad o llana estupidez. No olvidaremos a quienes se aprovecharon y tampoco a quienes se brindaron enteramente y sin reservas. Cuando esto pase, recordemos.

Cuando todo sea una anécdota, un capítulo en la historia que todos querremos olvidar, cuando volvamos a trabajar, a vivir, a reír, a abrazar, quisiera que recordemos lo frágiles que somos, lo necesitados de amor y contención, lo fuertes que sabemos ser en la tormenta, lo resilientes, lo humanos.

Ese día, que tarde o temprano llegará, donde la vida vuelva a sus carriles cuasi-normales, ojalá que toda tu gente querida te encuentre al otro lado de tu abrazo.

Mi Amarillys aferrándose a la vida

Pd : Mi Amarillys aferrándose a la vida

Publicado en Historias & Cuentos, Norway, Opiniones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Dublin o la ciudad con mil personalidades en una sola


Hace dos semanas viajamos con el coro a cantar en Dublin. Mi primera vez en Irlanda! Debería haber celebrado con torta y velitas.

Llegamos en un día gris y melancólico. Las nubes no dejaban ver gran cosa y desde el ómnibus que nos buscó, recorrimos los atractivos típicos de Dublin mientras la guía nos contaba cómo es la vida allí, lo que íbamos viendo y lo que podríamos esperar.

IMG_20190405_160350

Nos hospedamos en un hotel del centro – Academy Plaza Hotel.  Teníamos planeados dos “conciertos” pero me hice un ratito para recorrer los alrededores del hotel y el centro. La verdad, quedé encantada. Lo que más me gustó es su gente. Conviven en el mismo espacio mil y un estilos diferentes, religiones, caras, historias, espíritus. Me hubiera encantado tener más tiempo y sentarme a charlar con algún transeúnte. Todos tienen permiso para ser auténticos  en este rincón del planeta donde nadie se espanta de nada.

IMG_20190406_141733

Las calles del centro son amplias, los edificios no muy altos y todos conservan el encanto que les da la pátina de la historia. Los semáforos peatonales funcionan muy bien y el tránsito, que parece un caos para quienes manejamos por la derecha, se ordena de una manera que pareciera sincronizado.

También encontramos callecitas con veredas extra angostas donde además hay que sortear puestos de verdura o venta de chucherías.

A lo mejor porque éramos un grupo grande o porque tengo varias alergias juntas, no me llevé un buen recuerdo de las comidas. No eran directamente feas pero tampoco una explosión de sabor. Y como no puedo tomar cerveza, tampoco puedo reportar nada interesante en ese frente 😀

La peatonal, O’Connel Street, es un mar de gente que se fusiona como gotas en un torrente indistinto.

Los pubs/bares, uno al lado del otro, abiertos todo el tiempo, con gente siempre. Una parte importante de la cultura irlandesa es la de los pubs. La gente está acostumbrada a juntarse allí, o a ir solo sabiendo que son puntos de encuentro, de camaradería. La soledad no tiene espacio entre las mesitas y las barras donde los extraños comparten un objetivo: pasarla bien y encontrarse.

IMG_20190405_134522

Nos contaba la guía que Irlanda trabaja para disminuír los accidentes de tránsito, y ha reducido la cantidad permitida de alcohol en sangre para conducir. Esto genera un problema para la gente que tiene arraigada la costumbre de juntarse en un pub. Por ello han comenzado a ofrecer un servicio de bus a determinadas horas, para que la gente pueda volver a sus casas sin manejar. Aplauso, medalla y beso.

La guía nos contó también de la gran hambruna de 1845, cuando una peste infestó las papas de las cuales dependían un tercio de la población. El sistema de arrendamiento de las tierras era perverso, y el sufrido pueblo irlandés lo soportó durante décadas.  Mientras los irlandeses morían literalmente de hambre, los terratenientes ingleses exportaban los cereales que sus arrendatarios producían.

Un millón de personas murieron entre 1845 y 1849 y otro millón emigró a distintos destinos del planeta.

Sin embargo, la hambruna de alguna manera ayudó a cambiar el statu quo. Leyes de arrendamiento, movimientos populares y participación en la política hicieron que Irlanda saliese de su marasmo y comenzara una nueva etapa en su historia. No puedo evitar pensar en el espíritu que tuvieron que tener para sobrevivir como país. El amor que tienen por su patria, el sentido de identidad de su gente. La fuerza de un pueblo que no se dejó quebrar.

Hoy, gracias a los bajos impuestos, Irlanda cobija a grandes multinacionales que proporcionan trabajo y bienestar para quienes eligen habitarla.

Miren esta listita :

  • Google:Dublín.
  • Yahoo: Dublín.
  • Twitter: Dublín.
  • Paypal: Dublín.
  • Dropbox: Dublín.
  • Airbnb: Dublín.
  • Facebook: Dublín.
  • Intel: Leixlip y Shannon.

La Unión Europea presiona para que suban los impuestos pero Irlanda se niega, lógicamente, a perder el bienestar que les brinda ser el “hogar” de esos monstruos tecnológicos.

En otro post les contaré un poco más de este rincón del planeta donde a toda hora hay gente en la calle, autos y buses, vida y movimiento. Dublin es, definitivamente, un lugar donde regresar.

 

Publicado en Historias & Cuentos, Perlitas de mi cofre, viajes | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Navidad en Norge: De galletitas y otras dulzuras


Les sigo contando acerca de cómo se festeja la Navidad en Noruega

Cerremos los ojos un instante e imaginémonos en otro tiempo. Un tiempo donde el petróleo que le ha dado el bienestar económico a Norge todavía no ha sido descubierto. Corramos la cortina de los años y asomemos la nariz en una época donde labrar la tierra y salir a pescar eran los únicos medios de subsistencia, y donde las preocupaciones principales eran la cosecha de papas o si habrá suficiente pasto acopiado para alimentar a los animales durante el próximo invierno. 

En esas duras vidas rurales, la Navidad era una época de regocijo y calma, un encuentro con la familia reunida para disfrutar de buena comida y bebida. Un período de pausa en las tareas cotidianas, donde no sólo se festejaba la Navidad Cristiana sino también que el sol comienza su itinerario de regreso, trayendo consigo la luz, el calor y la esperanza de un nuevo año.

Un tiempo donde las horas oscuras se aprovechaban para limpiar la casa del piso al techo, cambiar las cortinas, los paños de cocina, y los mantelitos bordados o a crochet. Todo de un vivo color rojo, verde o blanco.

Una cosa curiosa con las tradiciones es que si bien se continúan en el tiempo con pocas variaciones, son pocos los que recuerdan el origen, o el por qué se hacen cosas como por ejemplo, hornear siete diferentes tipos de galletitas.

Preguntando aquí y allá, parece que en los albores de la historia, cuando Norge era uno de los países más pobres en Europa, la manteca y el azúcar con que se hacen las galletitas estaban reservadas para grandes eventos como casamientos o la navidad. Me imagino el sacrificio de las familias para poder disfrutar de ese gustito ahorrando durante todo el año.

De esas épocas – ca.1700-1800  tal vez, vienen cocinándose estos siete tipos diferentes de galletitas:

  1. Sandkaker. – Directamente traducido – Torta de arena 

  2. Pepperkaker. – Galletitas de jenjibre 

  3. Fattigmann. – Directamente traducido – Hombre pobre 

  4. Goro.  

  5. Berlinerkranser. – Corona berlinesa 

  6. Krumkaker. – Obleas 

  7. Serinakaker. 

 

7 sorter kake.PNG

Al Vikingodelort no le llama la atención ningún tipo de galletita o torta . Como resultado, cuando hago estas cosas riquísimas, soy la única que come con los consabidos indeseables resultados. Pero para Navidad me gusta mucho perfumar la casa con el olorcito a galletitas recién horneadas, y usar tiempo y amor para decorarlas. 

48418278_10216246914978886_2051008718207713280_n

Porque las tradiciones empiezan algún día, el año pasado el Vikinguito (que ya tiene 20 años el muy irrespetuoso) y yo hemos iniciado nuestra propia tradición: Hacemos muñequitos de jenjibre sin gluten ni lactosa, y los decoramos juntos. Vivan las recién estrenadas tradiciones!

dav

dav

Publicado en Historias & Cuentos, navidad, Norway | Deja un comentario

Navidad en Norge – Santa Lucía


Siguiendo con la serie de tradiciones navideñas que empecé a contarles aquí, les traigo otra curiosa tradición es la de Santa Lucía el 13 de Diciembre.

Con ayuda de don Wiki: La fiesta conmemora a Santa Lucía, una mártir del siglo III sometida a la Persecución Diocleciana, que según la leyenda llevó comida y ayuda a los cristianos que se escondían en las catacumbas con una corona de velas encendidas para iluminar su camino y dejar sus manos libres para llevar la mayor cantidad de comida posible. La fecha coincide con el solsticio de invierno, el día más corto del año antes de las reformas del calendario, por lo que su festividad se convirtió en un festival cristiano de la luz.

En las escuelas y jardines, los chicos se visten con túnicas blancas y van en procesión cantando la canción de Santa Lucía. Uno de ellos lleva una corona de velas en la cabeza mientras todos reparten galletitas. Son el símbolo de la luz del cristianismo a través de la oscuridad del mundo.

Las galletitas tienen una curiosa historia, que tal vez es mejor no contarles a los críos : Santa Cecilia fue torturada por ser cristiana, y en medio de las torturas le quemaron los ojos. Las galletitas tienen forma de 8 con pasas negras en representación de sus ojitos quemados. Por eso también es la santa de la vista.

Lusekatt.PNG

Se dice que celebrar vivamente el Día de la Santa Lucía ayudará a vivir los largos días de invierno con suficiente luz.

La primera vez que vi a los nenes en procesión, solemnes con sus túnicas y trayendo la luz en el oscuro invierno, me dieron mucha ternura. Son a la vez una tradición, un símbolo y una esperanza.

Para los chicos significa galletitas caseras, padres orgullosos y maestros estresados. Pero qué lindos se ven!

Aquí les dejo para que lo vean en youtube:

https://www.youtube.com/watch?v=bz9frZQHuyg

Y la letra en noruego : 

Svart senker natten seg, I stall og stue

Solen har gått sin vei, Skyggene truer

Inn i vårt mørke hus Stiger med tente lys,

Santa Lucia, Santa Lucia

Natten er mørk og stum, Med ett det suser

I alle tyste rom Som vinger bruser

Se, på vår terskel står Hvitkledd med lys i hår

Santa Lucia, Santa Lucia

En Español:

Cae la oscura noche, en los establos y en las sala de estar.

El sol se ha ido, las sombras amenazan

En nuestra casa oscura aparece con luces encendidas,

Santa Lucia, Santa Lucia

La noche es oscura y silenciosa.

Derepente un susurro se oye en cada habitacion silenciosa

es el sonido de alas de ángeles

Mira, en nuestro umbral se encuentra

Vestida de blanco con luz en el cabello.

Santa Lucia, Santa Lucia

 (Traducción libre) 

 

 

Publicado en Historias & Cuentos, navidad, Norway, Opiniones, Perlitas de mi cofre | Deja un comentario

Navidad en Noruega


Jul i Norge

 

Para quien estamos acostumbrado a las navidades latinoamericanas, los rituales noruegos pueden parecernos ajenos y hasta extraños. En estos últimos años he tenido la oportunidad de pasar algunas navidades aquí, en la mollera del planeta, y otras en mi bella Bariloche, a 13.000 kms al suroeste en línea recta.

Debo confesar que la época de las fiestas me generaba un rechazo inmediato. Navidad era para mí sinónimo de discusiones acerca de dónde iba a pasar las fiestas, qué comer y qué regalar. Lejos del espíritu de renacimiento que suponía representaba la Navidad.

Sumado a esta incomodidad, hace muchas navidades, mi mejor amigo tuvo un accidente de auto, agonizó una semana y falleció en vísperas de Año Nuevo.

Cuando me mudé, hace ya 8 años, no tenía idea de que la Navidad podía ser, también, una temporada del año donde las tradiciones se siguen al pie de la letra, con los chicos en el centro de la escena.

A modo de muestra, van una serie de post acerca de alguna de esas tradiciones que me hicieron creer otra vez en el espíritu de la Navidad.

Tiempo de adviento:

Dice el amigo Wikipedia: «Primer período del año litúrgico cristiano. Consiste en un tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo.

Los fieles cristianos consideran al Adviento como un tiempo de oración y de reflexión tiempo de esperanza y de vigilia, de arrepentimiento, de perdón y de alegría»

En la mayoría de los hogares pero también en los negocios y oficinas se pueden ver las cuatro velas que se encienden una a una en los domingos de adviento.

Mientras se encienden las velas, la familia reunida recita este bello salmo:

1er.domingo: Encendemos una vela esta noche, la encendemos por la alegría.Brilla iluminando la oscuridad e iluminando a quienes estamos presentes. Encendemos una vela esta noche, la encendemos por la alegría.

2do.domingo: Encendemos dos velas esta noche, las encendemos por la esperanza y la alegría. Brillan iluminando la oscuridad e iluminando a quienes estamos presentes. Encendemos dos velas esta noche, las encendemos por la esperanza y por la alegría.

3er.domingo : Encendemos tres velas esta noche, por la nostalgia, la esperanza y la alegría. Brillan iluminando la oscuridad e iluminando a quienes estamos presentes. Encendemos tres velas esta noche, por la nostalgia, la esperanza y la alegría.

4to.domingo : Encendemos cuatro velas esta noche y dejamos que ardan hasta el final. Por la nostalgia, la alegría, la esperanza y por la paz, pero más para que la paz llegue a este pequeño mundo donde vive tanta gente.

( Traducción libre – en noruego suena lógicamente mucho mejor)

Så tenner vi et lys i kveld, vi tenner det for glede

Det står og skinner for seg selv og oss som er tilstede

Så tenner vi et lys i kveld, vi tenner det for glede

Så tenner vi to lys i kveld, to lys for håp og glede

De står og skinner for seg selv og oss som er tilstede

Så tenner vi to lys i kveld, to lys for håp og glede

Så tenner vi tre lys i kveld, for lengsel, håp og glede 

De står og skinner for seg selv og oss som er tilstede

Så tenner vi tre lys i kveld for lengsel, håp og glede

Vi tenner fire lys i kveld og lar dem brenne ned

For lengsel, glede, håp og fred, men mest allikevel for fred

på denne lille jord, hvor menneskene bor

Hoy es segundo domingo de adviento, y hemos encendido dos velitas, una por la alegría, otra por la esperanza. Que así sea.

IMG_20181209_084843.jpg

Publicado en navidad, Norway, Opiniones, Perlitas de mi cofre | 2 comentarios

Encuentro demasiado cercano


Hace ocho años que vivo en Noruega, donde la naturaleza es un inmenso edredón que me mantiene tibio el corazón. El cielo se pone de acuerdo con los fiordos para usar colores que aún no se han nombrado. Los verdes de los bosques y campos están siempre recién lavados, las cascadas cantan ladera abajo y los pajaritos le ponen banda de sonido a este lugar único y prístino.

Todo muy bonito, hasta que un ciervo enorme aterriza en la ruta delante tuyo, se resbala, se cae y vos apretando el freno con los dos pies ves pasar tu vida y la del ciervo delante tuyo en un milisegundo.

Para ir y volver del trabajo manejo 100 kms por día. De esos 100 kms, 97 están rodeados de bosques y campo abierto. Una cosa muy interesante en Norge es algo llamado «Allemannsretten». Directamente traducido, es el derecho de todo el mundo de transitar por el territorio noruego. Está pensado para que quienes quieran acceder a las montañas o al mar puedan hacerlo. Esto incluye la prohibición de cercar tu propiedad. Quienes tienen animales tienen la posibilidad de extender una cerca eléctrica- un hilito blanco- donde los animales estén pastando. Las divisiones entre las granjas, entre las casas y las propiedades no está marcado más que por unos mojones de 15 cm perdidos en el pasto. Esto hace que la fauna se mueva entre las casas y pueblos sin alterar sus rutas. Están tan acostumbrados que ni se alteran por el tráfico. Sólo reaccionan cuando un auto se detiene y una argentina molesta les quiere sacar fotos.

Generalmente voy atenta a los descampados donde suelo ver ciervos pastando, porque de buenas a primeras se les ocurre cruzar la ruta y a nadie le gusta eso.

Hoy salí de trabajar como todos los días y tomé la ruta que me lleva desde Kristiansund a la isla de Frei.

De repente y salido de la nada, un ciervo macho saltó desde un muro de piedra altísimo al asfalto, delante de mi auto. Huelga decir que me tomó completamente desprevenida. Frené con todas mis fuerzas mientras atajaba con la mano derecha la cartera que salió en vuelo libre contra el parabrisas.

Fue una milésima de segundo, una fracción de tiempo imposible de cuantificar. El ciervo se resbaló en el asfalto mojado y al caer me miró con sus ojitos aterrados, como implorándome que no lo mate. A una rapidez pasmosa se puso de pie otra vez y desapareció del otro lado del camino. Tenía una cornamenta imponente y era inmenso! Es la primera vez que veo un animal tan hermoso, tan grande y tan indefenso.

La temporada de caza está abierta y los cazadores recorren las montañas buscando sus presas permitidas. El sólo hecho de pensar en quitarle la vida a ese magnífico animal me deja el corazón del tamaño de una pasa de uva.

Entiendo que lo hacen para mantener la población de ciervos estable, que si crece demasiado se mueren de hambre porque no tienen comida suficiente en invierno, y que casi no tienen predadores naturales porque los lobos ya no viven en la zona.

Pero recuerdo la mirada aterrada de ese único ojito mirando a la nada, la desesperación de esas largas patas por volver a pararse, la rapidez con que todo sucedió, y entiendo que nunca me perdonaría si le hiciera daño a tan magnífico ejemplar.

Manejé todo el camino a casa deseando que se encuentre bien, que la próxima vez mire al cruzar, que los cazadores no lo encuentren, que tenga una buena vida y engendre muchos bellos ejemplares como él. Volví a casa pensando en lo afortunada que soy, que no pasó nada, que estamos bien él, Candy, mi cartera y yo.

Volví a casa pensando que un instante cualquiera, de una persona cualquiera detrás de un volante tiene el poder de quitar una vida.

Rosita, Pin, Pon y Pun de visita frente a casa.

IMG_8543

Publicado en Historias & Cuentos, Norway, Opiniones, Perlitas de mi cofre | 3 comentarios

Happy pride y los distintos tipos de amor


Imagen de twt  24. jun.

Mañana habrán desfiles en distintos lugares del planeta, celebrando la diversidad en los países donde está permitido y dando aliento a aquellos que sufren persecusión, violencia y muerte en países que insisten en mantenerse en el Medioevo.

Sería raro que yo, precursora de la libertad de acción y pensamiento, no apoyara que dos personas cualquiera decidan enamorarse sin que el género les dictamine si es correcto o no.

Pasa algo raro en la sociedad cuando se habla de homosexualidad. Las reacciones son viscerales, arcaicas. No sabemos por qué, pero nos molesta. No entendemos de qué se trata, pero nos oponemos por las dudas. Un amigo al que adoro repite convencido “todo bien con ellos, pero que no se me acerquen”, como si fuera una enfermedad contagiosa que pondría su mundo al revés por ósmosis.

Hay también una hipocresía malévola en consumir homosexualidad femenina  en las fantasías, cuando lanzan esas miradas envenenadas ante un beso, unas manos enlazadas, un abrazo entre dos chicos.

Muchos se quejan del exhibicionismo, del circo, de la “necesidad” de salir a la calle y mostrarse como lo hacen. Y yo me pregunto qué hacen los 364 días restantes, dónde guardan tanto glamour y tanta purpurina. En qué oscuro cajón las plumas duermen hasta el próximo desfile. Cómo hacen para ser abogados, bancarios, estudiantes, directores de cine, maestros y funcionar en la sociedad mimetizados con la “norma” mientras detrás de la puerta los arcoiris pugnan por escaparse por el ojo de la cerradura.

Por qué nos cuesta aceptar lo diferente? A qué le tenemos miedo? Es que no estamos tan seguros de nuestra propia elección que tememos que nos hagan cambiar de idea?

Quizás esto les caiga como un vaso de agua helada, pero es sólo amor. Amor del bueno, del malo o del que sea. Porque ni siquiera tienen garantizado un determinado tipo de amor. Casi casi como los hetero. Loco, no?

Hace unos años se legalizó en Argentina la ley de matrimonio igualitario. Seguí el debate hasta quedarme dormida, y cuando me desperté y leí las noticias lloré de alegría, de orgullo por mi país, de alivio por todas esas familias y parejas que podrían desde ese momento compartir no sólo la vida diaria sino el destino social de las parejas casadas. Piensen cómo se sentirían si después de vivir 30 años con alguien, cuando esa persona se muere ustedes se quedaran sin derecho a llorarlos, a heredarlos, a enterralos, a nada. Para la ley y la sociedad, no existía el vínculo que les ampare los mismos derechos que los heterosexuales damos por sentado. Por ellos lloré, porque me llenó el alma de alegría que nuestra sociedad tuviera un poquito menos de pacatería y un poco más de madurez.

A mi alrededor escucho comentarios amargos y me pregunto en qué freezer dejaron su corazón cuando hablan despectivamente de gente que ni conocen, ni nunca conocerán, porque estoy convencida que en verdad lo que tienen es miedo. Miedo a lo diferente, a lo desconocido. A que haya otra manera de ser feliz y les esté vedada, porque ellos, ya sabemos, están condenados a la normalidad.

 

 

Publicado en Norway, Opiniones | Deja un comentario

WordPress, las contraseñas y Laura Avellaneda


He dejado este blog tan solo, triste y abandonado que me extraña que no me haya denunciado ante las autoridades correspondientes.

Tengo una excusa, buena y cierta pero excusa al fin: No lograba entrar con la contraseña que tenía, y no sé por qué causa, razón o circunstancia cuando mandaba un mail para recuperar la contraseña, no me llegaba nunca a mi casilla.

Pero eso es historia. Aquí estoy, de regreso a mi blog ex-abandonado. Tendré que grabar de nuevo los audios que tenía preparados para colgar en la categoría “Cuenta cuentos” porque la nube donde los tenía guardados desapareció y así seguimos con la letanía de problemas tecnológicos.

Debe ser que afuera está nublado, llueve y el viento ha aplastado mis peonías que estaban listas para florecer. El mar está hambriento, ruge del otro lado de mi ventana y junto con el viento tejen una canción desolada. Es verano sólo en el almanaque y el peral se resiste con todas sus fuerzas a perder las últimas florecitas blancas que le daban un distinguido sesgo a sus ramas flacas.

Una amiga publicó en FB un audio de Benedetti leyendo el conocido poema Táctica y estrategia y en el tiempo que tarda un latido en nacer me transporté a la historia de Martín Santomé y Laura Avellaneda. Se me cierra la garganta igual que si estuviera leyendo La tregua ahora y esa nostalgia de la belleza en la palabra me inunda la piel.

De la serie poemas de otros, les dejo esta preciosidad que cuaja perfecto con el viento, con el gris del cielo y el mar poblado de ovejitas danzantes.

Mucho más grave

Todas las parcelas de mi vida tienen algo tuyo
y eso en verdad no es nada extraordinario
vos lo sabés tan objetivamente como yo

sin embargo hay algo que quisiera aclararte
cuando digo todas las parcelas

no me refiero sólo a esto de ahora
a esto de esperarte y aleluya encontrarte
y carajo de perderte
y volverte a encontrar
y ojalá nada más

no me refiero sólo a que de pronto digas
voy a llorar
y yo con un discreto nudo en la garganta
bueno llorá
y que un lindo aguacero invisible nos ampare
y quizá por eso salga enseguida el sol

ni me refiero sólo a que día tras día
aumente el stock de nuestras pequeñas
y decisivas complicidades
o que yo pueda         o creerme que puedo
convertir mis reveses en victorias
o me hagas el tierno regalo
de tu más reciente desesperación

no
la cosa es muchísimo más grave

cuando digo todas las parcelas
quiero decir que además de ese dulce cataclismo
también estás reescribiendo mi infancia
esa edad en que uno dice cosas adultas y solemnes
y los solemnes adultos las celebras
y vos en cambio sabés que eso no sirve
quiero decir que estás rearmando mi adolescencia
ese tiempo en que fui un viejo cargado de recelos
y vos sabés en cambio extraer de ese páramo
mi germen de alegría         y regarlo mirándolo

quiero decir que estás sacudiendo mi juventud
ese cántaro que nadie tomó nunca en sus manos
esa sombra que nadie arrimó a su sombra
y vos en cambio sabés estremecerla
hasta que empiecen a caer las hojas secas
y quede el armazón de mi verdad sin proezas

quiero decir que estás abrazando mi madurez
esta mezcla de estupor y experiencia
este extraño confín de angustia y nieve
esta bujía que ilumina la muerte
este precipicio de la pobre vida

como ves es más grave
muchísimo más grave
porque con estas o con otras palabras
quiero decir que no sos         tan sólo
la querida muchacha que sos
sino también las espléndidas
o cautelosas mujeres
que quise o quiero

porque gracias a vos he descubierto
(dirás que ya era hora
y con razón)
que el amor es una bahía linda y generosa
que se ilumina y se oscurece
según venga la vida

una bahía donde los barcos
llegan y se van

llegan los pájaros y augurios
y se van con sirenas y nubarrones
una bahía linda y generosa
donde los barcos llegan
y se van
pero vos
por favor
no te vayas.

Mario Benedetti

 

Publicado en Cuenta Cuentos, Historias & Cuentos, Norway, Opiniones, Poesías | 3 comentarios