Deportes de Riesgo : Hacer huevos de Pascua, o cómo aprender a Romperlos con Clase


No me odien, no alcancé a terminar el cuento. Ya vendrá, pero viene en Tero ¡cuac! (el que no se sabe el chiste, que avise, pero es moooy viejo!!!)

Estas Pascuas tuve una idea brillante (o achocolatada): Hacer los huevos en casa, comprando los implementos y aportando el tiempo y todo mi amor para los destinatarios de los mismos. Grave error.

Debo confesar que aprendí muchas cosas, que trataré de no repetir el año que viene. Por ejemplo:

• Los ingredientes debo comprarlos ANTES que el jueves de Pascua. Muchos antes han tenido la misma brillante idea que yo, y han agotado las existencias hasta las próximas Pascuas.
• Nunca, nunca jamás hay que seguir instrucciones como “ es muy simple, lo único que hay que hacer es…”
• El chocolate de cobertura NO ES LO MISMO que el Baño de Repostería
• Las empleadas de los negocios SABEN MENOS QUE UNA. No gastemos saliva que ya cotiza en bolsa y tiene otros usos más útiles, como gritarle al vecino que es un cabrón por ponerse a quemar basura un día precioso, obligándome a tener la casa cerrada a cal y canto.
• Los moldes se llenan por mitades, no vienen con bisagra para hacer malabares circenses como en la tele.
• Las recetas de huevos NO vienen con FAQs. Por ejemplo: ¿Por quééééé no se despegan, eh? Eh?
• Si no se dejan el tiempo suficiente, no se despegan del molde ni pidiéndoles de rodillas. Mucho menos con la motosierra en la mano y a los gritos.
• La perra ADORA las cosas dulces. No debo dejar el glasé sobre la mesada e irme a cambiar los zapatos una fracción de segundo. Todavía tiene la trompa rosada.
• El gato sale por la ventana. Si le ocupamos el espacio para saltar, lo más probable es que vuelva a tirar la canastita con las cáscaras de cientos de nueces. (Mera cuestión estadística)
• Los huevos NO cooperan. Si hay que ponerles glasé en la cara derecha, girarán para la izquierda, y si al lado hay otro con glasé húmedo, irremediablemente rodarán hasta él y se hará un pegote de órdago.
• La heladera NO es extensible. Si no entran más, hay que esperar.
• Los domingos tengo sueño. Es normal, hasta recomendable, no empezar con los huevos tan temprano. Suele ocurrir que le agregue cúrcuma al glasé en vez de colorante.
• Debo comprar TODO de una vez. Salir setenta y cuatro veces a conseguir colorante y volver con verduras, salsa de tomate y azúcar no es un buen negocio.
• El colorante negro es feo. Mezclarlo con el rojo no genera violeta, al contrario de lo que aprendí en la clase de arte. Genera un color indefinido igualito al agua de los pinceles cuando pintaba.
• Los huevitos chiquitos son un dolor de ovarios. Agarrarlos, desmoldarlos, acomodarlos en la heladera y envolverlos es un trastorno digno de la paciencia de la Madre Teresa de Calcuta. Y yo ni siquiera me llamo Teresa.
• La próxima vez que ensucie TANTAS cosas para hacer algo, me voy a autocastigar seis meses. Mejor, OCHO.
• Creo que me quedó claro, pero por las dudas, repetimos…la perra ADORA los dulces, pero el glasé con cúrcuma no le gustó.

• Por más cuidado que le ponga, las superficies huevoides suelen ser resbalantes. Por ende, hacer equilibrio con dos huevos en sendos platos no es recomendable. La perra, agradecida.
• El truquito de los soportes para los huevos funciona en InUtilísima Satelital. En casa, cuando cortamos los rollos de papel higiénico, nos quedan desparejos y los huevos parecen mareados y a punto de vomitar.
• Si le ponemos el chocolate a mayor temperatura que la indicada ( cuando presionando con el labio se endurece ligeramente), dejaremos el molde reformado para hacer sólo huevos abollados.
• Lo único bueno es que tu familia te perdona las chorreaduras, el glasé violeta cianótico, y los confites con huellas digitales, porque saben que el amor que le pusiste al principio, te duró todo el domingo, mientras estabas encerrada laburando como una presa y viendo cómo se te iban las horas.

Felices Pascuas de Resurrección!!!!!
Anuncios

Acerca de Pequi

Vuelan las hojas en el viento y se llevan bajo el brazo todas las palabras pronunciadas y por pronunciar. Alguien tiene que darle una nueva voz a las palabras, y yo justo pasaba por aquí.
Esta entrada fue publicada en Historias & Cuentos. Guarda el enlace permanente.

Qué te pareció? Sí, claro que quiero saberlo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s