Las luces del tren

Y si fuera cierto que vos y yo ni nos conocemos… Que nunca supimos uno del otro y que esto que estamos viviendo, es puro cuento. Qué te parece si te dijera que todo es un chiste, una broma, un mal sueño.

Te enojarías, claro. Y pretenderías que no me crees. Pero es verdad. Vos y yo somos desconocidos. Perfectos y redondos en un mundo abstracto donde las líneas son siempre paralelas y no tienen principio ni fin.

A veces elegimos engañarnos, es cierto. Nos miramos como a través de un vidrio sucio y elegimos ver los colores que nos gustan en la cara del otro. Pero no. La ilusión se termina, el sol se apaga y volvemos a ser dos distintos entes en cuerpos antiguos y laxos.

Hubo veces en que pensé, como hoy, que podría intentarlo. Que podría descorrer ese velo en tus ojos y mirarte el alma como quien lee un libro ajado y se da cuenta que se lo sabe de memoria. Pero no. Cuando voy a levantar el brazo, mis inquietudes tacklean el músculo y vuelvo a la nada. A esperar sin ver, a imaginar lo que pudo o no pudo ser.

 

Hace quince años que coincidimos en los mismos espacios, y sin embargo seguimos siendo extraños. No te conozco, no me conocés. Como fantasmas del otro lado del espejo, subimos las escaleras y nos abrazamos sólo de mentira, porque por dentro hacen ecos los desengaños.

 

Cada vez que preparo la mesa, corro las cortinas o me subo al auto, creo recordar momentos donde estabas ahí, conmigo. Y sin embargo son distintas las personas que se sientan a la mesa y otros los platos que apoyo sobre la mesa. El tiempo pasó y nos arrastró consigo, una madrugada silenciosa cuando todo desapareció. Tu vida, la mía y este montón de maderas y clavos que alguna vez llamamos hogar.

 

No me digas nada. Sé que no entendés por qué me pongo así. Así cómo, te diría, pero es para discutir y no tengo la fuerza ni el ánimo de dejarte ganar otra batalla.

Las lunas de tantos amaneceres se han quedado calladas. Miran desde el cielo cómo ambos dejamos de ser lo que soñamos para convertirnos en lo que pudimos. Y las horas del reloj, inexorables, dan las tres. O las seis, o las diez. Y nada sucede de nuevo, no  hay segundas oportunidades. Sólo el ballet diario para comer y dormir. Las risas y el canto son sólo el recuerdo de la música de fondo en este carnaval triste.

Me conformaría con tener de nuevo esa ilusión de volver a verte. La sensación de no poder aguantar un minuto más sin envolverte en un abrazo y que me envuelvas. La conexión directa al Universo.

Tantas marcas en el almanaque que ya ni recuerdo para qué las hice. Mis manos son garras, sólo de tanto no acariciar. Y la luz que me envolvía es ahora una larga sombra, como una mortaja que me acompaña.

Qué larga es la tarde cuando estás en casa, qué húmedos los ventanales y tantas son las nubes negras atenazando el horizonte.

Escucho tu voz, creo que dijiste algo, pero no entiendo en qué palabras me perdí, tal vez en la sílaba con la que empieza tu nombre.

Vacíos están los armarios y todos los rincones de mi alma. Vacía mi vida y tan llena de nada.

Creo que tenés razón, pensar no sirve. Volver una y otra vez sobre lo vivido no me da las respuestas para tantas lágrimas.

Volvé a la tele, a leer los diarios y a dejar crecer moho en tus entrañas. De alguna manera encontraré la fuerza y las balas, para detener el tren de rabia que viene hacia aquí.  

 

Anuncios

Acerca de Pequi

Vuelan las hojas en el viento y se llevan bajo el brazo todas las palabras pronunciadas y por pronunciar. Alguien tiene que darle una nueva voz a las palabras, y yo justo pasaba por aquí.
Esta entrada fue publicada en Historias & Cuentos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Las luces del tren

  1. diego dijo:

    no lei nada . pero pasé y comenté y no fui maló

    Me gusta

  2. cristy dijo:

    Hola , la verdad… cuanta angustia….me quedo pegada….no puedo ni siquiera tratar de ser objetiva y hacer alguna mencion a la correccion, como una masa de ceniza maloliente me cubrio la tristeza, y tenia la esperanza de encontrar al final, la luz de la esperanza, y el remate, le puso una bala entre las cienes a mi espera, estas muy lejos para leer algo tuyo, tan asi…. te quiero

    Me gusta

    • Pequi dijo:

      Hola Kitty ! Mis cuentos son, la mayoría de las veces, oscuros. Tal vez estabas esperando leer algo más autoreferencial, pero el blog es para obligarme a escribir ficción, para contar cómo estoy uso el FB jajaja!
      En Internet no sólo hay gente copada, hay también gente con mala entrania, por eso quité todas las referencias personales y uso otro nick. Te esssstranio !! Hablemos por MSN pleassssssseee! Te quiero ! Besos

      Me gusta

  3. NORA dijo:

    que hermosura la foto y esperaba como cuando eras chica y te encontrabamos tus escritos y como a escondidas leiamos esperando sea asi de hermoso e inspirador pero deja una sensacion de amargura que ojala puedas salir de ahi nadando en las placidas aguas de la foto y si es cerca d donde vivis te hagas una escapada a su orilla ya que el agua asi calma de una manera insospechada Ojala toda tu vida sea asi de calma y transparente un beso enorme te quiero mucho y aunque no lo creas soy NORA

    Me gusta

    • Pequi dijo:

      😀 Hola Noris!! Qué lindo que te internetices ! Como le contesté a tu hermana más mayor, mis cuentos generalmente son inquietantes. No es mi estilo las florcitas y los pajaritos y los arco iris de colores. No tiene sentido escribir sobre eso. Para que un texto tenga sentido, tiene que tener conflicto, y ambiente. A veces lo logro, y creo que con este cuento lo logré. Es el ambiente el que te angustia. Significa que está bien, se supone que tiene que estremecerte en algún punto.
      La foto es de las vacaciones del anio pasado, y no, no es cerca aunque tengo muchas otras playas lindas cerca, la mejor a media cuadra de mi casa 😀
      Nori, si mi vida es así de calma me muero del aburrimiento !!! No no no, un poco de quilombo le pone sal y pimienta a la vida ! Besos grandes y si el finde te conectás charlamos por MSN. Ah ! No, no me llegó ningún mensaje tuyo en el MSN y mami tiene el mail con las instrucciones para llamarme por teléfono. Te quiero ! Mucho ! Gracias por pasar ! Meshosh!

      Me gusta

  4. Nani dijo:

    Que lindo volver a leerte ¡ … Beso.

    Me gusta

  5. sandra dijo:

    muy muy muy bueno!!!!!!!!! cada dia mejor, me encanto !!!!!

    Me gusta

  6. Siiiiiiiiiiiiiiiiiiii…….. has vuelto!!!!!!!!!!
    Extrañaba tu pluma en el cyberespacio…….. el polo norte te ha cargado las pilas!!! Felicitaciones por el regreso!!!
    Un afecto ASI DE GRANDE!

    Pd: Esa forma de narrar!!!……………. y yo que estaba tranquilo. Me quedé paralizado en las vias…

    Me gusta

Qué te pareció? Sí, claro que quiero saberlo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s