De Pascuas, Navidades, Día del Padre, del Niño y del Espíritu Santo

Cuando vemos los números rojitos en el calendario, o nos vemos asediados por las publicidades para que gastemos aquí Y/O allá  con motivo de tal o cual conmemoración,  tenemos reacciones dispares.

Algunos se refugian en el significado religioso y redoblan la asistencia a misa, en una suerte de apuesta a ”todo o nada”.

En los cumpleaños o navidades, nos ponemos tristes por las personas que ya no se sientan a nuestra mesa.  O comemos y tomamos como si fuera la última vez en nuestras vidas.

Otros releen los significados a la luz de nuevos conocimientos. La Pascua por ejemplo, tiene un mensaje de Resurrección, de alegría y esperanza.

Para algunos son una fantástica excusa para salir de paseo, relajarse mirando tele en el sillón o para perder deliciosamente el tiempo sin saber exactamente en qué.

Los defensores de la producción a ultranza se quejan porque con las semanas cortas todo se atrasa. Nadie está concentrado en su tarea y la mente, esa traidora, se regocija pensando en el feriado, en vez de en el trabajo.

Para quienes viven del turismo, los feriados son ocasiones especiales donde se trabaja mucho, se come mal, se duerme aún peor y se disfruta cuando se termina y uno hace las cuentitas.

Existen personas que consideran este tipo de fechas un asalto a las billeteras, una suerte de presión social para gastar dinero en regalos, chocolates, flores o tarjetas.

En el Día Internacional de la Mujer, por ejemplo, leí tantas opiniones diferentes que quedé sorprendida…

Como escribir es gratis y éste da la casualidad que es mi blog,  voy a dar la mía al respecto.

Para mí, los “días de” son un recordatorio. Un llamado de atención para que mimemos a alguien que queremos. Ni siquiera es necesario disponer de fondos ilimitados. Una carta, una tarjeta, una flor o un poema que leímos  y nos gustó para compartir, puede ser suficiente para decirle a una persona lo valiosa que es para nosotros.

Es una marquita en el año que nos hace mirar hacia adentro y descubrir cuánto queremos a alguien, y hace cuánto que no se lo decimos. Es una oportunidad única para abrazar y ser abrazado. Para dejar de lado los problemas que todos en mayor o menor medida tenemos, y disfrutar ese abrazo. Porque no somos eternos, y el tiempo con el que contamos es como los granos de arena en un reloj…no se detienen hasta que se detienen, y entonces es demasiado tarde.

Está en nosotros si elegimos padecer las fiestas o disfrutarlas. Que no significa que extrañemos menos a quienes no están, o fingir que nuestra vida es maravillosa sólo porque lo dice el almanaque. Significa poner la luz en las bendiciones que SI tenemos. En la gente que nos ama, no importa dónde estén. En la gente que amamos, aquellos  que nos importan, en quienes nuestro corazón descansa. Eso es lo importante. Lo demás es accesorio.

Anuncios

Acerca de Pequi

Vuelan las hojas en el viento y se llevan bajo el brazo todas las palabras pronunciadas y por pronunciar. Alguien tiene que darle una nueva voz a las palabras, y yo justo pasaba por aquí.
Esta entrada fue publicada en Opiniones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a De Pascuas, Navidades, Día del Padre, del Niño y del Espíritu Santo

  1. Ian dijo:

    Yo pienso que es un poco de todo… ciertamente no estoy de acuerdo en festejar cuando se le canta al calendario… ni ser felices solo para las fiestas 😛

    Cierto es que funciona a modo de recordatorio, que nos saca de nuestra rutina, cada uno la vera como le parezca, pero las fiestas en si son como uno se las tome, al menos asi las siento yo ^_^

    Waaaaaasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaabi….

    Me gusta

    • Pequi dijo:

      PAprikaaaaaaaaaaa

      Sep, es así. Depende de dónde uno quiera pararse. Yo podría darme la cabeza contra la pared porque quisiera estar cerca de ustedes para abrazarlos en vivo y en directo, o elegir abrazarlos con mis palabras para decirles cuánto los quiero. Claramente elijo lo segundo. 😀

      Me gusta

  2. Diego dijo:

    Muy cierto es.

    Pero esta depresión horrenda no me la saca nadie.

    Me gusta

Qué te pareció? Sí, claro que quiero saberlo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s