Sábado 18: la ciudad de Bergen y sus encantos

 Para leer la primera parte, hacer click aquí…

DSCN3083

El sábado a la mañana, puntual, la rompequinotos ( o sea yo ) se despertó a las 5:50. Hice fiaquita hasta que me aburrí ( 6:05) y me levanté a hacerme unos mates con la coquetísima tetera eléctrica. 

Unas cuantas horas más tarde mi vikingodelort se dignó a asomar las greñas por debajo de las cobijas con un gruñido parecido a ” Qué hora es?”

–         Hora de levantarse, por supuesto. – Contestó su amabilísima esposa ( que vengo a ser yo) con cara de yo-no-fui-la-que-hizo-ruido-para-que-te-despiertes-de-una-vez.

El desayuno en un hotel decadente merece la pena. Todo lo que saben que les falta o les sobra en las instalaciones, lo suplen en el desayuno. Salchichitas, huevos fritos, huevos revueltos, panceta, cereales varios, mediaslunas, siete especies diferentes de pan, otros tantos de bollitos, tortas, frutas,  jugos, café, té, chocolate, leche, yogurth y un largo, largo etcétera.

Con la pancita llena y el corazón contento nos largamos a descubrir Bergen, esta ciudad políglota y extraña, un tanto sucia y aún así encantadora.

El Bryggeri es la parte turística por excelencia. Las casitas pintadas de vivos colores como las chilenas, apiladas una sobre la otra delante del puerto principal. El mercado de pescado fresco tiene fama internacional. Comer de pie sosteniendo el plato de papel en la mano, con cubiertos de plástico y la bebida en el bolsillo te cuesta más o menos 500 pesos argentinos. Ni hablemos si te cocinan un cangrejo d los tanques donde los mantienen vivos a la espera de tu dedo sentenciador, pero ahí al menos hay para sentarse.

DSCN3072

Mi adorado esposo (nótese el tonito sarcástico) no quiso tomar el colectivito que te lleva a todas las atracciones, por lo cual caminamos como vacas, con el pequeño detalle que por cada paso de él, es un paso y medio mío, asique yo terminé el día cansada y media.

Subimos a Fløyen  en un trencito muy simpático, y nos enteramos que la temperatura ya trepaba los 25 grados. Lindo para estar en la playa con los piecitos en el agua. Amuñungada en un tren, no. Le saqué una foto a la foto del tren, que estaba re monona:

DSCN3037

La vista desde Fløi es soberbia. La fuente en la plaza central, las autopistas, las casitas antiguas y en contraste absoluto, dos grandes cruceros amarrados al muelle.

DSC00170DSCN3043

Fue lindo alejarse del ruido de la ciudad y caminar un poco en el bosquecito, donde estaba oscuro y fresquito.

DSCN3059

DSCN3057

Bajamos de regreso al casco de la ciudad. Entramos en una pequeña tienda de comestibles mediterráneos donde tenían como oferta del día el queso parmesano a módicos 490 pesos argentinos el kilo. Obviamente, compramos…aceite de oliva.

Visitamos el museo de ciencias naturales. Animales de todos los continentes, prolijamente embalsamados y mostrando sus dientitos de ortodoncia.

DSCN3166

Decenas de cornamentas de ciervos adornando las paredes. El esqueleto de una ballena azul colgando del techo, tan inmensa que necesité 49 pasos míos para caminar desde la cabeza a la cola.

DSCN3168DSCN3150

Mis ooohhh y ahhhhhs iban del espanto a la maravilla sin escalas. No puedo saber si los animales en exposición fueron recauchutados después de muertos o si fueron despachados en nombre de la ciencia. Pero verlos ahí, eternamente quietos en sus vitrinas me causa una inmensa tristeza.

DSCN3163

El museo del Mar fue el que más me gustó. Lleno de maquetas de barcos, recreaciones de cubiertas y cabinas,  historia y tecnología siempre me cautivan. La increíble capacidad de los vikingos para construír sus barcos lo suficientemente chatos para navegar en ríos y lo suficientemente resistentes para cruzar el Océano.

DSCN3089

DSCN3093

DSCN3126

DSCN3092

Visitamos los jardines del Botánico y nos preguntamos qué tiene de malo la gente en la cabeza que en vez de buscar un lugar con naturaleza, en un día de calor se apiñan en 2 cm2 de pasto alrededor de un edificio. Misterios de la sociología urbana

.DSCN3136

Enfilamos para el acuario. Otra ambivalente sensación : detesto ver a los pececitos y pecesotes recorrer el mismo acuario una y otra vez, como una prisión estrecha e incómoda. Pero sé que si en este instante se los liberara, a las dos horas estarían en la panza de otro, o muertos de hambre porque nadie los alimentaría. Un lobo marino y tres focas eran la atracción principal. Los animales están muy cuidados,  de pieles lustrosas y sin marcas. Pero presos. En fin. 

(Estos dos de la foto de la izquierda están practicando el kamasutra marino)

CIMG4655DSC00182

A la sección de reptiles no entré. Adoro las lagartijas pero cuando los tamaños comienzan a crecer, mi simpatía decrece en forma directamente proporcional.

De regreso cenamos en un restaurant de tapas españolas. Muy bueno todo, menos la cuenta, ejem. 😦

DSC00197

Volvimos al hotel, donde tuve piscina y el  jacuzzi sólo para mí hasta que me indicaron amablemente que me tenía que ir o ayudarles a limpiar, porque era un poquito tarde.

De regreso a la habitación llené de espuma la bañera y libro en mano, semillas de girasol y buena música, di por terminado un día inolvidable.

Anuncios

Acerca de Pequi

Vuelan las hojas en el viento y se llevan bajo el brazo todas las palabras pronunciadas y por pronunciar. Alguien tiene que darle una nueva voz a las palabras, y yo justo pasaba por aquí.
Esta entrada fue publicada en Norway, Perlitas de mi cofre y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Sábado 18: la ciudad de Bergen y sus encantos

  1. Nora dijo:

    Liiiindo ,liiiindo todo el recorrido ,…….peeeeeeero quiero mas fotos, porque seguuuuuuuro que hay mas , yo me quedo con sabor a poco , asique espero en el face ver el resto jijijijijijiji
    Muy interesante toda la info , muy bien aprovechada para mis proximas construcciones de elementos de navegacion ,jijijiij
    Lo que si no me gusto nadita, nadita, los cangrejos vivitos ahi, no, no ,no y ni hablar si hubiera visto pulpos no ,no ,no, y los animalitos muertos ahi en la pared , la verdad siiii da tristeza , pero me parecio mucho 49 pasos para la ballena azul , seran pasos muy cortitos de contemplacion???
    Con respecto al desayuno , que buenooooo!!!!! como para aguantar todo el dia de paseo sin comer nadita mas……..y el final me lo imaginaba , metida en el agua tanto tiempo te vas a achicharrar jajajajaj
    Bueno nena espero sepas valorar mis comentarios y traerme un desayuno asi la proxima vez que vengas jijijijijijij
    Besosssss y segui instruyendo a la plebe

    Me gusta

    • Pequi dijo:

      Pulpos no vi, pero no descarto que haya. Sabías que las ballenas comen pulpos ? yo pensé que sólo Krill pero no! Lo vi en el documental que probé de mandarte el sábado. 😛
      La próxima vez que vaya estaré disponible para que me malcríen, o sea que los desayunos pueden entregarse donde sea que esté parando. Chá grax !

      Me gusta

  2. CRISTY dijo:

    muy buena esas descripciones que te hacen sentir sabores, humores, texturas y demás yerbas, sos una genia te quiero hermanucha mia

    Me gusta

    • Pequi dijo:

      Traté de hacerlo cortito para no aburrir, y me quedaron afuera las puteadas por los tacos, las confusiones del lenguaje ( mivikingodelort no les entendía!) y otras perlitas. Besos y abrazos a granel. 😛

      Me gusta

  3. Pablo dijo:

    Gracias por culturizar a la gente ( a mi sobretodo ) que no tienen idea de lo que pasa un poquito mas allá del charco.

    Me gusta

  4. Pingback: Volviendo a casita empapados | Con el mate lavado se piensa mejor

Qué te pareció? Sí, claro que quiero saberlo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s