Volviendo a casita empapados

Para leer la primera parte, hacer click aquí…

Para leer la segunda parte, hacer click ahí, aquí no.

El domingo era el día señalado para volver. Me levanté temprano porque quería ir a ver una muestra de arte llamada ” Los juguetes de la muerte y el amor”, que no habíamos alcanzado a ver el sábado. Salí con mi mejor cara de Feliz Cumpleaños rumbo al museo…para encontrarlo cerrado.

DSCN3182

 

 

 

 

 

 

Puteada más, puteada menos, seguí caminando hasta encontrar el Grieghallen, que vendría a ser como un centro cultural de la obra de Edvard Grieg. No me digan que no saben quién es! Es como el San Martín noruego, pero de la música. Un López y/o Planes pero más popu. Un…bueno, un personaje.

DSCN3184

 

 

 

 

 

 

Dice Wikipedia : Edvard Hagerup Grieg(1843- 1907 nacido en Bergen) fue  un pianista y compositor noruego. Son especialmente destacables su Concierto para piano en la menor y Peer Gynt, la música incidental que escribió por encargo del escritor Henrik Ibsen, para su drama Peer Gynt, o las más intimistas Piezas líricas, para piano.

La mañana fue un favorito de Carl Stalling, quien a menudo lo usó para algunos cortos en Warner Bros. También se nota cierto parecido con esta melodia en la banda sonora “El señor de los anillos”, precisamente al principio del tema de “La comarca”. Esta obra, al contrario de lo que muchos piensan, fue creada para representar un amanecer en el desierto del Sahara, y no uno en los fiordos de Noruega.

El master Grieg era petisón, como muestra su escultura. Pero un gigante de la música.

DSCN3186

 

 

 

 

 

 

 

El centro cultural también estaba cerrado. No vaya a ser cosa que un noruego trabaje un domingo!

La que no estaba cerrada era la iglesia, porque estaban dando misa. Pero ya había empezado y no quise interrumpir (…)

DSCN3188

 

 

 

 

 

 

 

Vagabundeé un poco y volví al hotel, lista para empacar las poquitísimas maletas, bolsos, bolsas y anexos, preguntándome qué pensarían las mucamas de los restos de yerba en la basura, y chequeando que no nos dejáramos nada bajo la cama que durante la noche se separó indefectiblemente en dos, dejándonos a cada uno aislado en un mar de sábanas blancas. (Peor hubiera sido caer al piso, creo yo.)

DSCN3191

 

 

 

 

 

 

Le dijimos chaucito, ha det bra,  al hotel decadente pero bien ubicado, y enfilamos para el norte, donde las alertas meteorológicas nos auguraban un día de mucho calor, inundaciones, deslizamientos de terrenos, desbordamiento de cauces a lo largo y ancho del país y otras lindezas.

DSCN3181

A

 

 

 

 

 

fortunadamente, vimos mucha agua, muchísima, pero bien acotada en ríos, lagos, cascadas y fiordos.

DSC00230 DSC00226 DSC00278 DSC00211

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de unos días, en la tele mostraban los reportes de la misma zona que nosotros recorrimos el domingo, completamente arrasadas por inundaciones o deslizamientos de terrenos. Digamos que tuvimos suerte y timing.

El próximo destino era la famosa Borgund Stavkirke, de la cual dice don Wiki :

Stavkirke : Tipo particular de templos cristianos medievales construidos de madera, anteriormente comunes en la Europa del Norte pero en el presente confinados casi exclusivamente a Noruega. Las más antiguas tienen edades superiores a los 800 años.

En la actualidad, quedan en pie 28 stavkirke medievales en Noruega,una en Suecia y una más en Polonia (esta última de origen noruego). Entre las más conocidas figuran la Iglesia de Borgund, de espectacular diseño y la mejor representante del género, y la Iglesia de Urnes, probablemente la más antigua y un descollante ejemplo del arte decorativo nórdico, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hace mucho, mucho tiempo que ansiaba visitar una Stavkirke, por su belleza y por lo que significan para la historia noruega.

Estacionamos en el centro recreativo, nos enteramos que para hacer uso de los baños había que comprar el ticket que incluía la visita al interior de la iglesia. Vimos la iglesia por fuera, NO hicimos pichí, y nos llevamos una impresión magnífica en el alma.

El escenario donde la iglesia fue construída, el tipo de construcción, la decoración, hasta los pájaros contribuyen a crear una atmósfera única. Tocar esas paredes donde tantas manos se posaron con anterioridad, respirar ese aire rancio de la madera calafateada, ver las piedras gastadas por el paso de cientos de pies, durante cientos de años…es una experiencia única. Las voces de miles de plegarias quedaron atrapadas en esos muros negros, mezclándose con los murmullos admirados de los visitantes como nosotros.

CIMG4678 CIMG4675

 

 

 

 

 

 

 

 

A mi pesar seguimos viaje, y sobreviví a un túnel de 30 minutos, aunque no en mi mejor estado, debo decir. Fuimos subiendo de a poco a la montaña y llegamos a un centro de ski, para los fanáticos que no tienen suficiente con los nueve meses de invierno y van a esquiar en verano. Abruptamente el paisaje cambió: ya no encontramos tantos lagos, sino cascadas y ríos con agua de deshielo rugiendo cuesta abajo. Los pequeños lagos que vimos seguían congelados. El calor del sol luchaba por imponerse sin conseguirlo del todo.

DSC00233

 

 

 

 

 

 

Los murallones de nieve al costado del camino se alzaban, imponentes, para recordanos que estamos en Norge, después de todo. Y que a pesar del solerito y las sandalias, afuera la temperatura no ascendía a más de 15 grados.

CIMG4687

 

 

 

 

 

 

 

La luz del sol se iba opacando y también mi entusiasmo, hasta que, bordeando una de las montañas rumbo nuevamente a la costa, abrí la ventana para sacarle una foto a una cascada…que venía tan cargada de agua que llegaba a la ruta. Al abrir la ventana, aterrizó sobre mí, mojando todo a su paso y llenándome la cara de carcajadas. La foto no salió, o sí, pero no se ve nada más que las gotas de agua condensadas en el lente. Fue un momento mágico, un instante en el tiempo con su propia textura y color. Un chapuzón de cascada dentro del auto. No cualquiera !

SUNP0050

 

 

 

 

 

 

Volvimos a casita. Nos esperaba el mágico sol sobre Malmefjorden  para decirnos bienvenidos!

SUNP0056

 

 

 

 

 

 

Los peces y las plantas reclamando atención y mi magnífico jardín, feliz con las altas temperaturas, lleno de flores.

Un viaje para recordar, un regreso para agradecer.

Anuncios

Acerca de Pequi

Vuelan las hojas en el viento y se llevan bajo el brazo todas las palabras pronunciadas y por pronunciar. Alguien tiene que darle una nueva voz a las palabras, y yo justo pasaba por aquí.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Historias & Cuentos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Volviendo a casita empapados

  1. Pablo dijo:

    Que lindo paseo por allá y por su cultura … Cuando quieras ya podes tomarme lección !!!

    Me gusta

  2. Nanchus dijo:

    Ay pero no me agoto de pasear de la mano de tu escritura por esos lugares que me generan curiosidad y algunas mariposas en el estómago.
    Grieg… oh Grieg… como lo quise a mis 16 años, músico nacionalista, no solo por pertenecer a ese período, él se consideraba nada más y nada menos que eso, como el mismo escribió:
    … “Nos conjuramos contra el escandinavismo blando, mendelssohiano, al estilo de Gade, y emprendimos con entusiasmo el nuevo camino, que es el de la escuela nórdica actual. Por tanto, me considero no un exponente de la música escandinava, sino de la música noruega.”

    Como no querer conocer Noruega con tanta música, con tanta historia… con tanta nieve jajajaja
    y Auroras, eso, auroras!

    Me están esperando las Stavkirke :P.. (eso si, voy a hacer pipi antes de llegar ahí)

    Besos!

    Me gusta

    • Pequi dijo:

      Nan, el año pasado visité mi primera Stavkirke. Casi me hice pipí pero porque para usar los baños del local tenés que pagar la entrada a la Iglesia. Un delirio, me enojé y me fui a pishar a otra parte! jajaja

      La iglesia por dentro es más chiquita de lo que parece, es preciosa y única. No es de las cosas que más me impresionaron, no. Pero la disfruté mucho! No vayas un día de calor porque ese color característico se lo da la brea que te queda en las manos, en los zapatos, en la ropa! y no sale más! 😦

      Hay un museo buenísimo de Grieg en Oslo, entré de casualidad y me enamoré! Anotalo en tu lista! 😀

      Me gusta

      • Nanchus dijo:

        JAjajajajaj lo del baño es un tema, yo lo sufrí más que nada en Venezia…
        Buen tip el de no ir en verano!
        Me imagino que no debe ser monumentalmente grande.. pero debe encerrar historia y cultura… y mitos… que del solo pensarlo ya me dan ganas de ponerme a leer sobre eso aajajaja

        Anotado en mi lista el museo de Grieg! gracias 🙂

        Un abrazo desde este confín del mundo!

        Me gusta

  3. Pingback: De regreso, Mirta.* | Con el mate lavado se piensa mejor

Qué te pareció? Sí, claro que quiero saberlo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s