Navidad en Norge: De galletitas y otras dulzuras

Les sigo contando acerca de cómo se festeja la Navidad en Noruega

Cerremos los ojos un instante e imaginémonos en otro tiempo. Un tiempo donde el petróleo que le ha dado el bienestar económico a Norge todavía no ha sido descubierto. Corramos la cortina de los años y asomemos la nariz en una época donde labrar la tierra y salir a pescar eran los únicos medios de subsistencia, y donde las preocupaciones principales eran la cosecha de papas o si habrá suficiente pasto acopiado para alimentar a los animales durante el próximo invierno. 

En esas duras vidas rurales, la Navidad era una época de regocijo y calma, un encuentro con la familia reunida para disfrutar de buena comida y bebida. Un período de pausa en las tareas cotidianas, donde no sólo se festejaba la Navidad Cristiana sino también que el sol comienza su itinerario de regreso, trayendo consigo la luz, el calor y la esperanza de un nuevo año.

Un tiempo donde las horas oscuras se aprovechaban para limpiar la casa del piso al techo, cambiar las cortinas, los paños de cocina, y los mantelitos bordados o a crochet. Todo de un vivo color rojo, verde o blanco.

Una cosa curiosa con las tradiciones es que si bien se continúan en el tiempo con pocas variaciones, son pocos los que recuerdan el origen, o el por qué se hacen cosas como por ejemplo, hornear siete diferentes tipos de galletitas.

Preguntando aquí y allá, parece que en los albores de la historia, cuando Norge era uno de los países más pobres en Europa, la manteca y el azúcar con que se hacen las galletitas estaban reservadas para grandes eventos como casamientos o la navidad. Me imagino el sacrificio de las familias para poder disfrutar de ese gustito ahorrando durante todo el año.

De esas épocas – ca.1700-1800  tal vez, vienen cocinándose estos siete tipos diferentes de galletitas:

  1. Sandkaker. – Directamente traducido – Torta de arena 

  2. Pepperkaker. – Galletitas de jenjibre 

  3. Fattigmann. – Directamente traducido – Hombre pobre 

  4. Goro.  

  5. Berlinerkranser. – Corona berlinesa 

  6. Krumkaker. – Obleas 

  7. Serinakaker. 

 

7 sorter kake.PNG

Al Vikingodelort no le llama la atención ningún tipo de galletita o torta . Como resultado, cuando hago estas cosas riquísimas, soy la única que come con los consabidos indeseables resultados. Pero para Navidad me gusta mucho perfumar la casa con el olorcito a galletitas recién horneadas, y usar tiempo y amor para decorarlas. 

48418278_10216246914978886_2051008718207713280_n

Porque las tradiciones empiezan algún día, el año pasado el Vikinguito (que ya tiene 20 años el muy irrespetuoso) y yo hemos iniciado nuestra propia tradición: Hacemos muñequitos de jenjibre sin gluten ni lactosa, y los decoramos juntos. Vivan las recién estrenadas tradiciones!

dav

dav

Anuncios

Acerca de Pequi

Vuelan las hojas en el viento y se llevan bajo el brazo todas las palabras pronunciadas y por pronunciar. Alguien tiene que darle una nueva voz a las palabras, y yo justo pasaba por aquí.
Esta entrada fue publicada en Historias & Cuentos, navidad, Norway. Guarda el enlace permanente.

Qué te pareció? Sí, claro que quiero saberlo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s